Beatriz Buesa
Col. Nº AA00452

Cita previa
637.868.811

Psicología 
Transpersonal. 
Beatriz Buesa

La felicidad no está en el cielo, está en el corazón (Buda)

Blog/Actividades

SANAR TU NINO/A INTERIOR

Publicado el 14 Ee julio Ee 2017 a las 14:45


SANAR TU NIÑ@ INTERIOR

Las experiencias vividas en la infancia, influyen en la personalidad, en la forma de vivir la vida y en la manera de relacionarte.

Los primeros 5 años de vida son los más importantes. Durante estos años se graban las memorias acerca de la vida, de ti y de los demás, y lo más importante, de forma inconsciente empiezas a tomar decisiones de como protegerte del dolor, el abandono y la soledad.

Estas decisiones, se mantienen vigentes en nuestra dirección de vida, a menos que algo impacte, perturbe o conmocione tu mundo interior.

Por ello se dice: "Lo que te perturba, te transforma"


Como adulto, conocer las decisiones que tomaste de niñ@, te permite poder cambiar y actualizar dichas decisones. Los años, las experiencias, la madurez, te proporciona nuevos recusos para ello. 


Ahora puedes tomar nuevas decisiones, que te abran nuevos caminos.


 Te invito a tomarte un tiempo para reflexionar como fue tu infancia, como se sintio tu niñ@, en que contexto crecio y  se desarrollo. Que necesidades fueron cubiertas y cuales no. Desde el respeto a lo que fue, tal como fue, porque el pasado que has vivido, es lo que te ha hecho ser quien eres hoy, y necesita de tu respeto y reconocimiento.



Sin embargo, nuestro destino natural, es crecer, evolucionar, transcender los propios limites  y expandir nuestro potencial. Aqui tienes un listado de las necesidades más esenciales de todo ser humano. Necesidades, que nos ayudan a sentirnos plenos y en paz.  Tu evolucion sucede a través de las necesidades no cubiertas. Tus dones, habilidades y talentos, anhelan dar al mundo aquello que te hubiera gustado tener.


Tengo para ti una buena noticia: Nunca es tarde para amar tus heridas, para cuidar de tus necesidades, para abrazar a ese niñ@ interior que quiere ser visto, reconocido, mirado con buenos ojos, e incluido como parte de tu vida actual.

  

Puedes leer estas necesidades, ala vez que escuchas a tu niñ@ y oyes sus sensaciones. Ahi van. Las necesidades esenciales:


  • La necesidad de haberte sentido querido y apreciado primordialmente por tus padres biológicos.
  • La necesidad de haberte sentido aceptado y respetado como persona, como ser humano único y especial (por lo que eres, no por lo que haces).
  • La necesidad de que fuesen validados tus sentimientos (ejemplo: el miedo, la tristeza, la rabia, el dolor, etc.), tus pensamientos y tu intuición.
  • La necesidad de haberte sentido seguro, apoyado y protegido.
  • La necesidad de que fueses estimulado a descubrir y explorar tu genuina:
    • sexualidad
    • talentos creativos
    • poder
    • alegría
    • recursos
    • espiritualidad


  • La necesidad de haber sido tocado con presencia, respeto y amor.
  • La necesidad de haber sido inspirado y motivado a aprender.
  • La necesidad de saber que era sano y normal equivocarse y aprender de las equivocaciones.
  • La necesidad de haber presenciado amor e intimidad (en la relación de tus padres o de las personas que te cuidaban).
  • La necesidad de haber sido estimulado y apoyado a separarte y ser independiente (a salir del nido familiar y aprender a volar solo).
  • La necesidad de haber recibido límites claros con firmeza y amor.
  • La necesidad de haber podido expresar tus necesidades, ser escuchadas y validadas.
  • La necesidad de haber visto coherencia e integridad en las personas y en el entorno.


Seguramente habras sentido que varias de estas necesidades no fueron satisfechas. Ahora la pregunta más importante es:

¿Que puedo hacer en mi presente para incluir y cubrir esta necesidad en mi vida? Como adult@ autonom@ y responsable, como puedo contribuir a que mi niñ@ se sienta bien?



Este es el principio de algo nuevo. Este es el principio de tu nueva historia. Prueba, indaga, experimenta. Explora, haz preguntas, juega.


No te abandones a ti mism@. No te olvides. No mires hacia otro lado. Prueba a vivir desde esta frase:


"Ahora decido permanecer cerca de mis emociones y necesidades. Me quedo conmigo"


Suerte y Animo! No estas sol@. 

Beatriz Buesa


Categorías: ARTICULOS, PSICOLOGIA HUMANISTA, WEB

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

0 comentarios