Beatriz Buesa
Col. Nº AA00452

Cita previa
637.868.811

Psicología 
Transpersonal. 
Beatriz Buesa

La felicidad no está en el cielo, está en el corazón (Buda)

Una Constelación Individual, es una forma de trabajar muy especial. 


En las sesiones individuales, la consciencia corporal es el primer paso. El tomar conciencia de las sensaciones corporales como lenguaje del campo inconsciente. También tiene su importancia la lectura del Árbol transgeneracional, como una visión acerca de que asuntos están pendientes de sanar o resolver en el sistema familiar. 


Pero lo que le da verdaderamente sentido a la sesión individual es estar viviendo un conflicto real, sentido, y presente. Ya que en el conflicto está el potencial y la energía que está al servicio de la resolución. Es esta la energía que vamos a usar en la sesión para comprender cual es la salida sana.

Por ello, tanto paciente como terapeuta se embarcan en la hermosa tarea del descubrimiento de las fidelidades ocultas en el inconsciente del paciente y por supuesto a la reconciliación de estos enlaces debilitados. Para que cada persona que asista a las sesiones de constelaciones individuales o personales, pueda encontrar una liberación real a sus problemáticas.

Una Constelación Familiar en un contexto individual puede ser tan efectiva como una realizada en el seno de un grupo.  La diferencia básica reside en que una constelación familiar grupal se hace con otras personas (representantes), y una individual se hace ayudándonos con elementos, como pueden ser cojines, hojas de papel o muñecos.


En el trabajo grupal podemos nutrirnos a partir de la información que aporta nuestra configuración familiar a través del acompañamiento y guía del facilitador/a, y de las vivencias, posturas, gestos, movimientos o palabras de los “representantes” de nuestra constelación. Además, por resonancia o afinidad, la constelación grupal de otra persona nos permite llevarnos información nutricia para nosotros mismos, a partir de lo que observamos o vivimos con ella. De un modo u otro, todos trabajan en una constelación grupal, dentro de este formato puedes participar como consultante, representante u observador (sin constelar ni representar).

 

Las Constelaciones individuales, en cambio, tienen como ventaja el hecho de poder profundizar en una dinámica/problema en un contexto íntimo, y darle al trabajo una continuidad, entrando en un proceso de autoconocimiento. Recomendamos Constelaciones individuales principalmente para aquellas personas que no desean exponer su asunto/problema frente a otras personas, o que no tienen una demanda clara a constelar, que se están iniciando en un camino de crecimiento personal  y necesitan un acompañamiento más personalizado. También recomendamos las sesiones individuales para aquellas personas que desean profundizar algún aspecto trabajado en una constelación grupal.