Beatriz Buesa
Col. Nº AA00452

Cita previa
637.868.811

Psicología 
Transpersonal. 
Beatriz Buesa

La felicidad no está en el cielo, está en el corazón (Buda)

Blog/Actividades

El amor al destino

Publicado el 9 Ee diciembre Ee 2018 a las 8:45



El destino se presenta en cualquier persona con la que nos relacionamos. 


Cada una de esas personas, se convierte en destino para nosotros, y nosotros, en destinos para ellas.


Por tanto, el amor al destino, significa amar tanto al destino que se me presenta en el otro -que me enriquece, me desafia, y también me golpea a través de él- como tambien significa amar el destino que enriquece, desafia, y muchas veces, también golpea al otro a través de mi. 


De este modo, todo encuentro con otras personas se convierte en más que un mero encuentro entre ellas y yo. Se convierte en un encuentro de destinos que actúan detras del otro y de mí. Pueden ser destinos gozosos o dolorosos. Pueden estar al servicio del crecimiento, o de la limitación, dando o arrebatando vida. 


Cuando otra persona, me desea el mal, muchas veces, mi primera reacción es la de desearle también el mal, tramando la compensación o la venganza. En cambio, si le miro como a una persona expuesta a su destino, reconociendo que su destino, a través de él, también se convierte en mi destino, ya no encaro al otro como ser humano, encaro al destino- y lo amo.


En ese mismo instante, me entrego a un poder fatal, permito que me toque, y más alla de mi consternación personal, permanezcoen el amor en cualquier circunstancia.


Por otra parte, cuando yo me convierto en destino para el otro de una forma que a él le duele, le limita y le obliga a la despedida, y a la separación resisto al sentimiento de culpa, como si yo actuara por mis propios intereses, por deseos destructivos o malas intenciones. A ese destino lo he de amar, tal y como es, y asi, a través de ese destino, me purifico, y me constituyo en un mismo nivel con el otro. 




Quien ama el destino de esta forma, el propio y el ajeno, sea cual sea la manera en que se convierta en destino para el otro y para mí, está en concordancia con todo tal y como es. Se halla formando parte de un todo mayor, y a la vez está orientado al tú.


Su amor, por ser amor al destino, alberga tanto grandeza como fuerza.


Bert Hellinger 

(Meditación: El amor al Destino)


Si quieres saber más sobre las Constelaciones Familares de Bert Hellinger, pincha https://www.vivirenelcorazon.com/constelaciones-familiares" target="_blank">aqui




Categorías: Ninguna

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

0 comentarios